Beneficios para Personas

MONEDA SOCIAL, LAS PREGUNTAS DEL USUARIO.

¿Para qué una moneda nueva, no basta con el euro?

No basta, sin ninguna duda. Las estadísticas económicas muestran que el 98% del dinero que llega a los bancos éstos lo invierten en el mercado de capitales, coloquialmente llamado "el casino financiero"; solamente el 2% se reinvierte en la economía local, con el resultado de que falta dinero para todo. La moneda social es la respuesta que la ciudadanía da a este estado de cosas. Es una respuesta en la dirección de la autosuficiencia y la solidaridad, para promover una nueva sociedad más participativa, en la que la escasez de dinero no sea un problema para la existencia.

En el caso del euro yo sé que está respaldado por el Banco Central europeo y los gobiernos. ¿Quién o qué respalda a esta moneda social?

Esta moneda está respaldada fundamentalmente por la confianza mutua de los ciudadanos que la utilizan, por el trabajo que le da valor y por la seriedad de todos los intervinientes.
En realidad el respaldo de una moneda social no es tan importante como su velocidad de circulación y sus propiedades para facilitar el comercio. La moneda social no pretende ser una moneda de reserva o de acumulación de valor, casos en los que seguramente tendría más sentido hablar de su respaldo; su misión es aumentar la masa monetaria a disposición de los habitantes de la ciudad para satisfacer sus necesidades de compra. Si usted tuviera la intención de poner todos los ahorros de su vida en moneda social probablemente le recomendaríamos que abandonara su idea, no por falta de solvencia de la moneda social, sino porque los ahorros son para no gastarlos y en cambio la moneda social nace con una vocación de circulación, de cambiar de mano constantemente. Es así como cumple su cometido.

¿Me puedo encontrar un día teniendo un cierto importe de moneda social sin poder canjearla en euros o en productos o servicios?

Todo es posible en este mundo, lo que cuenta es la probabilidad de que efectivamente suceda. En la práctica es mucho menos probable que pierda dinero de lo que ha sucedido con los bancos, por ejemplo, que los clientes no han podido sacar sus ahorros de toda la vida.  La asociación de ciudadanos y productores que impulsa la moneda social está absolutamente determinada a mantener el proyecto en todas circunstancias, puesto que el proceso de dar impulso a la economía local es irreversible, por necesario. Este proyecto, como los innumerables proyectos de moneda social que han nacido en todo el mundo, no se origina en "una nueva fórmula financiera" sino en un cambio total de mentalidad, lo que se conoce como "transición", el paso de la antigua sociedad insolidaria a la nueva sociedad en red, solidaria, cooperativa y con valores humanos. Desde nuestro punto de vista este compromiso mutuo vale mucho más que tener dinero en un banco, y desde luego es más sólido.

¿Cuáles son los fundamentos legales del sistema?

En la Unión Europea se admiten dos tipos de moneda: Primero el euro, única moneda de curso legal, válida para acumular valor, para legalmente liquidar deudas, pagar impuestos y emitir billetes de banco. Es la herramienta del comercio global. En segundo lugar, las monedas locales, sociales o complementarias, cuya misión es estimular las economías locales y remediar la escasez de moneda gubernamental causada por las ineficiencias del sistema financiero. De las leyes europeas se extraen dos consecuencias: falsificar euros está penado, emitir moneda social está permitido. Como prueba de ello, varias monedas sociales están respaldadas por ayuntamientos y otras entidades oficiales igualmente importantes.

Y si les ilegalizan mediante un cambio de las leyes, ¿qué harán?

Las leyes europeas no cambian de un día a otro, por decreto, sino mediante largos procesos legislativos. Un cambio así sería difícil debido a las muchas monedas sociales existentes, la opinión pública y la fuerza de los votos que las respaldan. No obstante, caso de suceder, procederíamos a un cierre progresivo y ordenado, de manera que las pérdidas serían mínimas, caso de haberlas, que no tiene por qué.

¿Dónde y cómo puedo conseguir moneda social?

Usted puede vender productos que fabrique, objetos de segunda mano o servicios que proporcione. Para ello lo mejor es anunciarse en el sistema CES. 
También puede canjear euros por moneda social en ferias y eventos, pero en este caso le recomendamos que lea el reglamento de OSEL, que establece las condiciones de redención y la imposibilidad de hacer el cambio inverso a euros.

Perdone, pero sigo sin entender por qué tengo que cambiar euros en moneda social en lugar de usarlos directamente. ¿Me lo puede volver a explicar?

Usted hace una compra. Si la hace en euros, el tendero los llevará al banco, el cual los invertirá en bonos del tesoro a diez años o en un fondo de inversión americano o chino. ¡Habrán desaparecido del pueblo o ciudad! En cambio, usted paga en moneda social y tiene la certeza de que el tendero los reinvertirá en su población. Hay más dinero para todos en el segundo caso, se palpa más fluidez económica. Usamos la moneda social en beneficio propio y de todos.

¿Y dónde la puedo gastar, qué comercios la aceptan?

Observe los carteles que normalmente exhiben los comercios adheridos. Puede encontrar una lista de ellos en la web de la asociación; vale la pena controlarla con frecuencia dado el ritmo con el que se expansiona la aceptación de la moneda.


Texto de Jordi Griera.

1 comentario: